Vieja escuela

 

No dejamos de etiquetar a la comunidad maker desde una perspectiva de innovación y de búsqueda. Sin embargo, la curiosidad, el espíritu de investigación y la creatividad son hilos conductores arraigados e intergeneracionales, así como la voluntad de modular nuestra cultura material desde suconfluencia. Con toda probabilidad, el recién estrenado antropoceno recoge en alguna medida los residuos de todo ello.

 Las antiguas manufacturas y la artesanía “Old School” participan, al menos en una parte, de una micro-escala que hoy se reivindica en foros y grupos de trabajo, entre todo tipo de hacedores/as, como sinónimo de proximidad, responsabilidad crítica con el entorno, economía de medios y procesos y saber hacer. Si despojamos al ámbito maker de modismos y neolengua –paradojas aparte– no sería demasiado difícil hallar un espacio común de intereses, preocupaciones, dudas y métodos entre generaciones jóvenes y menos jóvenes. Esto no significa ni que todo esté ya inventado, ni que cualquier tiempo pasado haya sido mejor ni que no debamos encontrar nuevos recorridos para compartir conocimientos e incluso actualizar hallazgos previos a la luz de otros modos de hacer. Cabe preguntarse si acaso no ha sido siempre así.

 El sentido de la memoria parece en ocasiones excluido del sello de actualidad y futurismo en el que fablabs y otros instrumentos de nuestra era para la creación y la fabricación, más y menos sofisticados, gustan de operar. Reflexionar sobre todo ello y corregir la perspectiva en caso necesario es una tarea a la que prestar atención. ¿Qué papel juega en la construcción de nuestra sociedad la “manufactura para masas” a la que han hecho referencia voces tan representativas como la de Neil Gershenfeld?, ¿qué supuso ese salto de escala, qué hemos aprendido o a qué no le hemos prestado aún suficiente atención? La crítica relación entre manufactura y masa no debe ocultarnos la presencia de ese término, manufactura, en la ecuación, ¿en qué medida o no los actuales makers están llamados a ocupar el papel de anteriores manufactureros? Sobre estos aspectos y sobre muchos otros que no solo afectan al qué sino al cómo, la memoria de aquellos que nos han precedido –la escuela previa, que no vieja– constituye una parte significativa del conocimiento de la pujante comunidad que se reúne en foros como Maker Faire León en cualquier lugar del mundo.

La reivindicamos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s